sábado, 31 de mayo de 2008

LA PERFECCIÓN DEL CÍRCULO


"...el ser está completo por doquier,
cual la masa de una bola bien redonda,
igualada en todas partes desde el centro".
(Parménides)

No cabes en las líneas de un poema,
te caes por los bordes
y contigo mi coraje.
Echo las palabras hacia un lado,
a ver si en el blanco vacío
- siempre tan tuyo-
hay un lugar para ti.
Y más insondable
se hace tu nombre
que huye de cualquier trama
- tan redondo,
tan sin límite,
inaccesible en el giro
que abarca la vida y mi muerte-.
Te vuelvo entonces a la libertad
de tu caminar rodado,
a la órbita imprecisa
de tu eterno viaje.
No te clavo más los ojos.
¿Cómo van a apresar las letras
lo que mi boca no puede?

10 comentarios:

Víctor González dijo...

Ay! Ese inconcluso viaje por los poros de las letras de su nombre.
Por cierto, tenemos nuevo post del Aviador Capotado, te gustará.
Besos creativos.

Carlos Becerra dijo...

¿Cómo van a apresar las letras
lo que mi boca no puede?

Rocio, siempre presente en la prosa la constante de "contener" . . .

Sin saber de ti . . .dudo mucho que no le claves más tus ojos.

Con afecto.
CarlosHugoBecerra

ybris dijo...

Palabras impotentes ante esa redondez ilimitada e impenetrable del nombre deseado.

Poema tan perfecto como una esfera.

Besos.

Mario dijo...

Maravilloso venir siempre por aquí... Saco papel y boli y me apunto las frases que luego repito en el espejo, para convencerme que son palabras...

Caperucito Lorca dijo...

Con ese círculo podrías hasta saltar a la comba. ¡Lo dominas tan bien!

Besazos.

Neander dijo...

inabarcable nombre donde todo tiene su límite... bello

Rocío dijo...

Me ha gustado el post, Víctor, vengo de allí. Gracias por avisarme.


Jajaja, Carlos, me he reído con tu comentario: Sin saber de ti . . .dudo mucho que no le claves más tus ojos.. Y eso que no me conoces..., pero esto es un poema nada más.
Besos.


Gracias, Ybris. Un beso.


¡Qué agradecido eres, Mario! Me gusta que encuentres palabras donde a mí siempre me faltan.


No, Caperu, que con mi agilidad, lo único que faltaba era que me rompiera una pierna :)
Besos redondos.


Gracias, Neander, por verlo así.

José Mari dijo...

Niña, qué profiláctica estás, digo, prolífica. Y en tu caso hay cantidad y calidad. Espero que así sea nuestro verano. Que no merme la cantidad (ay Dios santo) ni la calidad... On.

Ana (...) dijo...

Permíteme gritar contigo estos versos, me voy a salir de aquí borracha de letras, me encantó este paseo porque más allá de la espera y de ese vacío de la ausencia a quien le cuentas, se respira como siempre una dulzura extrema, siempre.

Ya vuelvo.

Rocío dijo...

José Mari, jajaja, será este Junio que me tiene "desquiciá". Ya queda menos para que llegue "tita Play" y descansemos un poco.
ON grandérrimo.


Gracias por tu grito, Ana, y por dejar esa triple huella emborrachada. Si te llega mi dulzura, me alegro.
Un beso.