miércoles, 4 de junio de 2008

PLEGARIA


Tu luna de beso blanco
roza mi desnudo incierto
y piden las rodillas
la misericordia de tu piel
en la voluntad de la mía.
Que las luces de tu aura
se hagan sal de vida
en las tierras tenebrosas de mi cuerpo
y santifique todo lo visible
y lo invisible,
porque omnipotente tu mano
bastará para sanarme.
A la altura en la que besas
elevo la súplica de un quejido
con un salmo a cuatro labios
y que me halle ahora la Muerte
en el cielo de tu boca
donde la gloria no tendrá fin.
Sagrado corazón el que te late,
en él confío.

9 comentarios:

ybris dijo...

Recemos juntos por tan cálidas sensaciones.
Invoquemos esas lunas, esas luces, esas manos, esos labios...
Y confiemos en la gloria merecido del cuerpo en el que caemos.

Eso es rezar, Rocío, eso es rezar.

Un beso fuerte hoy y agradecido.

Neander dijo...

amén

Víctor González dijo...

Está claro de donde venimos y que con sus formas podemos hacer poesia dándole otros fondos bien distintos, o no tanto?
Besos creativos.

Carlos Becerra dijo...

Rocio, tantos soles han pasado desde mi ultimo rezo convencional. . .
Es mas, si intentara hacerlo, seguramente no recordaria aquellas plegarias y loas clásicas.

Rocio, te cuento, yo a Dios le hablo, si, como si estuviera sentado a mi lado, es mas, lo tuteo, le explico tal cosa o tal otra, no me tomes por loco, no digo que el me contesta . . .

Pero la sola acción de poderle expresar así mis cosas, me da la tranquilidad interior necesaria, calma mis ansias, y cura mis heridas.

Tu, con tu PLEGARIA, también le estas hablando . . .

Atte.
CarlosHugoBecerra

Caperucito Lorca dijo...

Y en él la fe dispones. Me ha encantado la luna de beso blanco. O sea, me ha en-can-ta-o.
Así como el poema y toda su religiosidad pagana. No hay mayor biblia que la del tocar, sentir, abrazar. Aisss, si fueras monjita te levantaba ahora mismo la túnica y te besaba en los mofletes, devolviendo la emoción de tu comentario a estas aguas.

Raquel Fernández dijo...

Qué bello, bellísimo texto. Me ha inundado de paz. El amor es la religión más sublime.
Un beso grande.

Rocío dijo...

La subjetividad en la fuerza de tu rezo me gusta, Ybris.
Estoy de acuerdo contigo, eso es rezar, soltar con pasión lo que uno lleva dentro y que a/Alguien lo recoja.
Un beso y mil gracias.


Gracias por tu afirmación contundente, Neander


Víctor, es posible, ya todo está creado, sólo nos queda jugar con esas formas e inventar nuevas maneras de religión o de sentirnos atados, que eso es lo que realmente significa la palabra.
Besos para ti.


Carlos, no sé si el mío es convencional o no, pero sé que le llega y de alguna forma me entiende. Besos.


Gracias, mi Caperu. Han llegado tus besos a mis mofletes y ríen con la bella religiosidad de la alegría.
Un besazo.


Raquel, me alegra que te haya transmitido paz. Te devuelvo el beso grande cargado de admiración y devoción.

Ana (...) dijo...

Rocío, esto de "la altura en la que besas" lo tengo yo ahi no se de qué forma en la retina, y no sé a qué se debe. ¿una canción, quizá? si lo averiguo, ya vuelvo y te cuento.

Rocío dijo...

Ok, Ana, no caigo, pero no te extrañe que sea de algo. Muchas veces se me quedan cosas grabadas que luego afloran sin saber cómo.
Ya me avisarás si lo averiguas.
Un beso.