sábado, 17 de mayo de 2008

RELIGIÓN DES-CIFRADA EN LA LENGUA


A ti que me salvaste de las quemas,
a ti que has bautizado mi pecado
con mares derramados al sagrado
ombligo bendecido entre tus yemas.

A ti que resolviste los teoremas
de un cuerpo a infinitos elevado
sin límite o fracción del resultado,
con equis que despejan mis sistemas.

A ti, mi amor, mi muerte, mi dios vivo,
mi llanto, mi sonrisa, mi bolero,
mi voz o mi silencio imperativo,

a ti, dulce pasión, suspiro fiero,
mi verbo transformado en transitivo,
a ti, mi niño luz, a ti te quiero.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Santamadonnadelrecopetínyelniñoenchandalarregaloperoinformal !!!!

A alguien le deben estar tililando los ojillos...(cuando lo lea, obvio)

Rocío dijo...

Jajajajaaaa
Te has propuesto dejarme bizca, ¿verdad?
Besos

Víctor González dijo...

En una librería de viejo, encontré una enciclopedia en la que todas las asignaturas estaban compendiadas para su enseñanza. De igual manera esta enciclopedia del amor pasa por la religión, las matemáticas, la música, la lengua y las ciencias naturales.
Qué didáctico y qué bonito.

Caperucito Lorca dijo...

Menuda quema de sentimientos, menudo soneto.

Rocío dijo...

Víctor, la vida es una asignatura pendiente. Queda septiembre siempre para aprobarla, pero nadie sabe qué septiembre será. Lo que sí es una certeza (como en tu librería de viejo), es que, arrugados y en amarillo, alguien vendrá a aprehendernos y aprendernos.
Gracias con un beso.


Menuda alegría tú me das, menudo Caperu. Un beso grande.

ybris dijo...

Delicioso soneto.
Enhorabuena por el compendio de disciplinas que lo impregnan y lo inspiran.
Enhorabuena por su fluidez y hermosura.
Enhorabuena por quererle como le quieres.

Besos.

El lenguaraz dijo...

Terminaré aficionándome a los sonetos,... y cogiéndole tirria a ese señor.

Neander dijo...

Precioso. Y valiente el hecho de escribir un soneto en estos tiempos. Algún día me atreveré yo...

Raquel Fernández dijo...

Sencillamente precioso.
Un beso grande!

Rocío dijo...

Ybris, gracias triples por tus enhorabuenas. Tres besos.


Jajajaaa, Lenguaraz, siempre me arranca una sonrisa con sus comentarios. Gracias por su sentido del humor.


Gracias por tu visita, Neander. Nos leemos...

Otro beso grande para ti, Raquel y mis gracias a tu elogio.