jueves, 12 de junio de 2008

PUEDO DAR FE


Cuentan que el sol dio volteretas
por las faldas de la luna
y el asfalto era una flor con raíces al milagro.
El mar sacudía estrellas en las manos del viajero
haciendo de su barquito un firmamento de cromos.
Dicen que allá lejos
los ángeles cantaban el vals de las mil sonrisas
entre tules transparentes
y el Soberbio aplauso descendía hasta los poros,
era espíritu de carne.
Llegó hasta mis oídos la materia diluida,
testigo solidario del baile etéreo del cielo,
un universo en perpetua carcajada.
Me perdí toda esa fiesta,
-y lo achacan al despiste-,
mientras mis ojos veían mariposas de colores
en el roce alado de tu boca,
eje que da cuerda al mundo,
lo mueve y lo transfigura.

12 comentarios:

Carlos Becerra dijo...

ROCIO:

Creo que uno nunca se pierde la fiesta, solo es que algunos la percibimos de diferente manera, en ocasiones por estar sobrios y en otras por no estarlo.
Y es bueno decir que la embriagues no es solo etílica, podemos estar borrachos por los ojos de alguien, o encantados por su sonrisa, o consternados por su voz, su boca o sus manos.

Tu no te perdiste nada, solo lo viste a tu manera.

Cariños.
CarlosHugoBecerra.

ybris dijo...

Das fe, amiga, das fe.
Hay algo en tus poemas o hay algo en ti tras tus poemas que me emociona y me seduce:
"mientras mis ojos veían mariposas de colores
en el roce alado de tu boca,..."
Algo así como un escalofrío.
Muy agradable, por cierto.

Gracias y un beso.

cuquita dijo...

Las mariposas de colores se ven también en ocasiones cuando te ponen anestesia general..
Precioso el poema,eres una artista.
Un beso.

Dr. Krapp dijo...

La única palabra que se me ocurre después de leer esta belleza es conmoción. Conmoción interior haciendo dueto con la conmoción exterior de las palabras que se conforman como notas de una misma melodía esperanzada y feliz.

Rocío dijo...

Lo que el mundo no sabe a veces, en su insulsa sabiduría, es que es uno mismo el que lo hace bailar aun sin proponérselo.
A mi manera, dices bien.
Un beso, Carlos.


Me alegra provocar algo de frío en este calor que hoy se hace sofocante. Gracias por estar ahí, Ybris


Cuquita, bonita sensación entonces la de la anestesia y parecida a ésta si es que vuelan alitas de colres. ON.


Dr Krapp, tu comentario es poesía. Alegría al leerlo.

Anónimo dijo...

"Increiblemente buenos los poemas,...ya podemos decir que la inspiración tiene aposento Dorada Sirena"...

"...La mejor herencia que nos pueden dejar, es la de unos padres felices..."
Fdo. IL VIVO

jejeje

Rocío dijo...

Jajaja, querido Anónimo, me alegra verte por aquí. Reponte para el lunes, que queda menos ya, y dentro de nada lo estamos celebrando con muchos "ils" :)
Besos.

Dido dijo...

Qué belleza!

Como dice Roberto Benigni en "El tigre y la nieve", los poetas son aquellas personas que tienen la capacidad de encontrar las palabras justas y unirlas de tal manera que cuando a ellos les late el corazón pueden hacer que les lata también a otros...

Eso consiguen tus poesías
Todo mi cuerpo se estremece de sólo leerlas.
Estos versos de hoy tienen además la capacidad de dibujar lo que dicen en el aire mientras los leo, y así hacen más hermosa la sensación.

D.


P.S./¡Qué hermoso si algín día pudiera conocerte!! Sos una persona llena de maravillas!

Caperucito Lorca dijo...

A veces las fiestas se las monta uno solo y casi se lo pasa mejor. También vale invitar a ese alguien para participar desde el recuerdo.

Ese tono mitológico, tan tuyo, me atrapa con tules de colores. Brindemos, Sirena, dando volteretas en el champán.
Excelente.

Muá.

Noray dijo...

Bellísimo poema, sobre todo los cuatro últimos versos.

Volveré a tu fiesta poética.

Un beso.

Rocío dijo...

Dido, qué recuerdos me traes con esa película. ¡Me encantó!
Gracias por tus palabras, preciosa.


Caperu, a ver si pronto nos vemos y rompemos las copas del brindis, que eso sí que es mitológico :)Un besote.


Gracias, Noray, por aquí seguiremos. Un beso.

Ana (...) dijo...

Enorme final aquí.