lunes, 11 de agosto de 2008

TE QUIERO


Te quiero como una niña asustadiza
agarrada al osito de las madrugadas,
mimosa, toda raso y tul,
de lazos en las trenzas
que desatas, suaves,
antes de irse a dormir
en la cuna de tus manos
y le cantas nanas
entre sueños de colores,
atando las tinieblas
con un nudo de caricias.
Protegida niña de barro
fortalecido en tus dedos,
tierna muñeca de trapo en tu vientre.

...
Te quiero como mujer
con el poder de sus ojos,
en los pliegues de la sangre,
desde lo más profundo de un cuerpo
que quema si no lo salva tu boca;
bruja desquiciada
que te ama sin orden
y muerde tu carne vencida,
agazapada en las esquinas de tu piel
para asaltarte en celo
y arañarte el alma,
bañando en gritos
la avidez de sus caderas.

...
Te quiero así como soy,
entera, toda yo,
Rocío.

...

13 comentarios:

Ego dijo...

Yo también te quiero. Pero lo negaré mientras arrancan mis uñas con tenazas. De esos pliegues de la sangre a los que aludes cuelga la cabeza de Medusa. No la mires. No seas piedra. Sé un poco barro. Entona la canción.
Un (b)eso...

Raquel Fernández dijo...

Hermoso poema, Rocío. Querer así es una bendición y una tortura.
Te dejo un beso enorme.

DOCTOR VITAMORTE dijo...

Con tanta ternura y pasión ... Yo también te quiero

Lula Lestrange dijo...

Quizá "te desseo" (así, con dos esses) habría sido un título más apropiado que ese "te quiero" contenido. Aunque bueno, así cuentas (además de con la fuerza de las poderosas y hermosísimas imágenes que generas) con el factor de lo inesperado.
Y ahora una pregunta: ¿a quién quieres tú así, picarona? ;) ¿A mí? ¿A mí?

Un besso,

4ETNIS

Rocío dijo...

Descuida, Ego, la vida está llena de espejos para enfrentarnos a sus serpientes. No temas, cantaré un peán, mientras la mato.
(B)eso grande.


Siempre, Raquel, el querer no sabe de términos medios.
Abrazo.


Doctor de las paradojas, te mando un beso.



Quizá, Lula, y no quizá, sino seguramente habría tenido que meter esas dos eses en el título. Pero, como bien has observado, ese "te quiero" ya abarca no sólo a las dos, sino a todas las sibilinas del alfabeto que existe en mi mente.
A la pregunta, te respondo con un ¿acaso lo dudas? ;)
Bessote, preciosa.

Carlos Becerra dijo...

Rocío...
...una bella obra.

Es que amar incluye deseo, pasión, ansias, goce, y dolor.
Elementos estos que siempre están presentes el el verdadero amor, sea cual fuere su origen y su destinatario.

Lo que no todos tienen es capacidad de amar, o de odiar.
Esto esta limitado a los sentimentales, el que de acero o hielo tiene el corazón ni ama, ni sufre, ni odia, ni extraña, ni se apasiona, ni goza, y mucho menos ansia.

Claro que no es tu caso mi reina, tu eres sensible y tierna como una mariposa salvaje, y como tal, te alimenta de néctar de las flores mas hermosas y de allí tu refrescante dulzura.

Rocío, te dejo un cariño GIGANTE:

CarlosHugoBecerra.

Juan Miguel dijo...

Si querer y amar realmente nos demuestran lo que es vivir en ese caso tú eres la persona más viva que conozco. Y esa misma viveza y energía hecha a partes iguales de pasión ternura y cariño es la que me transmites en tus preciosos poemas. Lo curioso Rocío es que conforme los voy descubriendo poco a poco siempre me sorprendes haciéndolos cada vez más bellos aún si cabe. Un beso y mi agradecimiento más sinceros, guapa.

Rocío dijo...

Jaja, Carlos, me ha gustado eso de "mariposa salvaje". Ya te robaré la expresión para algún poema. Gracias.
Otro cariño para ti.


Gracias a ti, Juan Miguel, por esas palabras tan bonitas.
Un beso enorme.

Víctor González dijo...

Cra y cruz en el amor, niña de tul bruja incendiada. Tienes carnet de escoba?
Besos creativos.

Dido dijo...

Hermoso poema mi querida Rocío, tan personal, tan real!!...
Por fin, luego de una terrible semana se dibuja una sonrisa en mi rostro :)...

GRACIAS POR TODO!!

Dido...

Rocío dijo...

Jajaja, Víctor, carnet de escoba, verruga, todo...
Besos.


A ti, Dido, gracias siempre.
Que tengas un domingo descansado.
Un beso, preciosa.

Ana (...) dijo...

A gotitas de tu nombre irá llegando la luz, eso es seguro.

Rocío dijo...

Gotita a gotita se llena un vaso...
Besos, Ana