miércoles, 6 de agosto de 2008

ALERTA ROJA


Mientras intento besar
tus cuatro puntos cardinales
y agarro de norte a sur
los vértices de tu partida
para dejarte encerrado
en el ardor de mi carne.
...
Mientras tu palabra oculta
se pega al misterio
como el calor a este agosto,
yo sudo la lejanía
que te escurre por mi espalda.

...

9 comentarios:

Carlos Becerra dijo...

Rocío...

En la primera estrofa, que bien defines ese amor entrañable que tiene uno por cada centímetro de la persona amada.
Es que los deseos pasan por toda la epidermis, y en ocasiones el solo contemplar el cuerpo amado alcanza y sobra para llegar al éxtasis.

Y en la segunda estrofa también queda claro lo que ocurre cuando la distancia se hace grande y se extraña todo de ese ser.

Rocío...como siempre...tu obra es fascinante y bella.

Un cariño.
CarlosHugoBecerra.

Dr.Krapp dijo...

No me atrevo a descifrar el contenido de sus poemas. Me conformo con escucharlos como una música siempre grata y atinada.

Guinda de Plata dijo...

Bellísimo recorrido por un querido y hermoso mapa humano.

Como siempre, me quito el sombrero. Qué placer leerte.

Besos de guinda,

B.

DOCTOR VITAMORTE dijo...

Ciertamente estamos en alerta roja. Y me temo que por los cuatro puntos cardinales.

Angel dijo...

He tenido la suerte de darme un paseo muy grato por tu blog. Ha sido como penetrar en los jardines de Aranjuez: cuánto frescor en la estancia!!!
Y es que, me parece tremendo encontrar a gente con tanta capacidad para expresar los sentimientos.
Saludos, rocio.

Idem, eadem, idem! Volveré!

Angel

Rocío dijo...

Carlos, la distancia de lo inabarcable siempre da calor, o frío...
Gracias por dejar tus palabras y disfrutar de las mías. Un beso.


Hace bien, Dr.Krapp, a veces tampoco yo consigo descifrarlos y quizá sea mejor así. Le agradezco que le añada su música, me fío de ella.


Placer el mío, Guinda, por tenerte aquí. Besos.


Ya parece que va aflojando la cosa, Dr. Vitamorte. De aquí a nada nos estamos quejando del frío. El ser humano que nunca se conforma...


Ángel, muchas gracias por la visita. Seguiremos siguiéndonos.

Ego dijo...

Tan sólo un mensaje para Talía: el hecho de que seas un personaje secundario no implica que no lo inspirases todo. Reivindico tu templo. Prestaré mi cuerpo para ello si es necesario.
Respecto a los vértices de tu partida... buscaré una estrategia.
Un (b)eso con retorno. Desde Agosto hasta quién sabe dónde...

Rocío dijo...

Ego, Talía se ha puesto contentísima y no para de gritar a los cuatro vientos la causa de su felicidad. Corre cual bacante y ya ha perdido tres veces la corona de yedra que la cubre.

Efjaristó de su parte.

Víctor González dijo...

Perlas por tu espalda, bonita figura... y cosquilleante.
Besos creativos.