sábado, 14 de marzo de 2009

ÉXODO


Chasqueas los dedos
y ahí me tienes
bebiendo el aliento azul
de tus suspiros.
Licuas mi pensamiento,
sólo aire de memorias
si no haces clic con tu mano.
...
Soy el mar que tú separas
por eriales amarillos.
...
Tú, maná de cielo eterno
y promesas terrenales.
Tú, deseo prometido
en el surco de los hados.
...
Chasqueas los dedos
y es entonces
cuando oigo golondrinas
aun sin ser la primavera.
...

17 comentarios:

kuoremio07@gmail.com.ar dijo...

QUE BELLO " TÚ DESEO PROMETIDO,EN EL SURCO DE LOS HADOS " ME HA GUSTADO MUCHO!
BESOS BUEN FIN DE SEMANA.

Steve McQueen dijo...

Precioso, me ha encantado

Maritoñi dijo...

Cuánta magia detrás del texto. Me ha encantado lo de liquar el pensamiento.
Besos con azúcar glasé.

Máximo Ballester dijo...

Qué hermoso ese final.
Quiero dedos como esos!!!

Te dejo un abrazo.

Sunion30 dijo...

...que con un solo chasquido de dedos una persona pueda cambiar nuestro mundo...una sutileza tan fina como los versos que nos has regalado. Gracias por ese mar compartido. Un beso, J.

Anónimo dijo...

Nunca hubo exodo, ni siquiera descanso, esos dedos nunca se han ido ni se irán....

Ego dijo...

Es una hermosura.
Cuéntame, ¿hay hoteles en Litochoro?
Un (b)eso de regreso

Hank dijo...

Bendita pasión dulcísima en la que me crucificas, Rocío, con tus palabras, y yo me dejo.

Un soplo azul te heriza la nuca un instante.

Hank dijo...

Bendita pasión dulcísima en la que me crucificas, Rocío, con tus palabras, y yo me dejo.

Un soplo azul te heriza la nuca un instante.

Rocío dijo...

Gracias, Kuoremío. Besos también para ti.


Steve, bonito descubrimiento tu blog. Gracias por llevarme a él.


Ay, Mi reina, te mando glasé a raudales.


Recibido tu abrazo, Máximo. El mío va para allá.


Gracias a ti por venir a él, Joan. Un beso grande.


Agradezco tu compañía, Anónimo


Ego, ναι, να σε βλέπω,θεά μου.
(φ)ιλἀκι


Amén, Hank. Un beso.

ybris dijo...

Hasta sin dedos pasa:
Sólo que nada más lo nota uno en profundidad cuando lo dice en versos:
Beber suspiros,
licuar el pensamiento,
abrir las olas,
cumplir promesas,
oír golondrinas.

Hoy hace treinta y cuatro años que sigo comprobando que sucede.

Gracias. Besos.

DOCTOR VITAMORTE dijo...

Rocío, no soy un mago.
Aquí estoy chasqueando los dedos
pero no apareces.
En todo caso espero que oigas golondrinas

Rocío dijo...

¡Felicidades, Ybris! Y que sigan muchos más. Un beso


Doctor Vitamorte, media hora después, pero aquí estoy. Cosas del viento de Poniente, que se lleva el canto de las golondrinas hacia el mar y me llega con retraso ;)

Cesc dijo...

Bonitos versos para descubrir un bonito blog!

Saludos

Cesc

Maritoñi dijo...

Estoy nerviosísima por el programa de radio de Luz de Gas. Tengo un poquito de diarrea.

Rocío dijo...

Gracias, Cesc por tu visita. Saludos.

Maritoñi, tú puedes con eso y con más. ¡Todo saldrá bien!
;)

Soportándome dijo...

Cada vez me gusta más lo que escribes. De alguna manera me parece increible que en un simple blog se publiquem textos de tanta calidad.
Abrazos.