viernes, 4 de abril de 2008

A PROPÓSITO DE UN REGALO


Te quiero regalar mi carcajada.
La pondré en tu boca
para que se cuele hondamente
y te nutras de ella.
Tal vez en el oído
y viajaría por esos estrechos pasadizos
donde eres silencio y sombras.
Entonces te cantarán los tímpanos
esta risa estrepitosa,
entonces la garganta llorará alegrías
porque una vida entera
te ríe por dentro.

8 comentarios:

ybris dijo...

Ningún regalo hoy mejor que una carcajada.
Te la leo y me la apropio.

Gracias infinitas.

Besos.

Cuquita dijo...

Desde aquí escucho tus carcajadas,tan escandalosas y puedo ver cómo se te desencaja la cara en esos ataques de risa que nos dan a veces...jajjajajja..
No dejes nunca de soltar carcajadas,porque llenan la casa cuando estáis aquí.
Un beso muy fuerte y ten cuidado al venir por casa que el otro día encontré en un bolso una toallita del avión y no respondo de mis actos..ajajjajjajajajajaj..

Caperucito Lorca dijo...

Una vida entera te sonríe por dentro.

Wow. Qué barbaridades nos regalas. Me encantó este ramo de versos acompañados de tan riquérrima instantánea.

Todo un detallazo. ¿Era para mí el presente?

Rocío dijo...

Gracias a ti por disfrutarla, Ybris. Besos.



Jajaaaa, Cuquita, si es que me tengo que reír contigo, loca...



Caperu, qué me ha sonado familiar ese riquérrima. Para allá va mi carcajada acompañada de un beso muy érrimo también.

Rocío dijo...

"Caperu, qué me ha sonado familiar ese riquérrima".

Tú la ordenas, que me has trastabillado de la risa; como tú eres de letras, hasta un hiperbaton te he hecho, jajajaaaaa

Caperucito Lorca dijo...

Jajaja, por eso lo decía. Pero yo fui de ciencias, lo que pasa que cambié a última hora. Bueno, yo le doy a todo. Odio decantarme entre dos cosas como si se fuera a acabar el mundo y de ello dependiera...

A mí, hipérbatos, los que quieras. Pero ponles un cartelito al cuello para descifrarlos!! jejeje besos guapa.

Hank dijo...

...una vida entera
te ríe por dentro.

Efervescente canto a la esperanza que sabe (y huele) a plumón de ángel recién nacido.

Rocío dijo...

¡Qué bonito, Hank!