martes, 15 de abril de 2008

INOPORTUNO


Como el grano de una cita,
como el trío de un teléfono en la cama,
o un overbooking de sueños.

Como una feria sin luces,
como la mirada de un flash ensangrentado,
o Cenicienta sin tacón en la Cibeles.

Y nubes de domingueros,
y el pinchazo en la autopista,
y un canto por carrasperas.

Y un bostezo interrumpido.

Inoportuno, amor, que saltas,
cuando menos me lo espero,
a pata coja en mi boca
y clavas la osadía
de las suelas de tu nombre.

9 comentarios:

El lenguaraz dijo...

Tan a tiempo y inoportuno (Joerge Drexler dixit

Caperucito Lorca dijo...

Qué brutal. Hay que leerlo varias veces para gozar de cada sílaba e imaginarse lo que dice. Claro que la imagen de la Cenicienta se te estampa como un cromo en la cara.

Dos cositas respecto al anterior poema: 1) ¡¡Feliz cumpleaños!! 2)Que síííí... que sales hermosísima en la foto.

Petons.

Caperucito Lorca dijo...

Ah, razón tiene 'el lenguaraz', que nos ha recordado la canción tan pegadiza que tiene Jorge Drexler.

Inoportunaaaaa... tururú...

Mario dijo...

El trío con el telefono en la cama es una imagen brutal. Salvaje. No puedo prometer que nunca la use (eso sí, citando la fuente)

Sunion30 dijo...

"¿Dudas acaso que el amor da vueltas por esta ruleta trucada?

Pon cara de póquer y resiste la embestida de una mirada que atraviesa los labios húmedos en esta noche sin motivos para la tristeza.

Vamos a dejarnos de faroles y aceptemos que detrás de ese amago de suficiencia la llama de cien mil Romas no es suficiente para contener al Nerón que llevamos dentro. Arde la pira y también arden nuestras entregas."

Qué inoportuno Rocío, tienes razón, pero también tan esperado...

Preciosas palabras.
Να εισαι καλα!

Víctor González dijo...

Y asabes lo de los poliedros, y el amor también lo es con infinidad de caras y de momentos diferentes.
Este está bellameente expresado, con algo de sarcasmo brutal como merece la ocasión.

Rocío dijo...

El lenguaraz, buena paradoja. Gracias por tu visita.


Caperu, ¿se te estampa porque sobra? ¿demasiado sonora? Ya me dirás. En cuanto a esas dos cosillas, gracias, y me guardaré tu felicitación para dentro de unos días. Aún sigo tragando treinta y dos sorbos, jeje.
Un beso, guapísimo.


Mario, te la cedo con mucho gusto. Toda tuya.
Besos.


Tus preciosas palabras, Sunion, me han recordado éstas:

...arde como arde el tiempo,
como camina el tiempo entre la muerte,
con sus mismas pisadas y su aliento;
arde como la soledad que te devora,
arde en ti mismo, ardor sin llama,
soledad sin imagen, sed sin labios.
...
(Octavio paz)

Muchísimas gracias.

Να εισαι καλα σοι επισης!


Sí, Víctor, infinidad de caras y ángulos, a veces, muy puntiagudos que se consiguen redondear con sarcasmo, como tú dices, o humor e ironía.
Besos.

ybris dijo...

Dichosa inoportunidad que tan bellas y certeras comparaciones ha merecido.
Eso tiene el amor -aun el acostumbrado- cuando salta inesperadamente.

Delicioso.
Un beso.

Rocío dijo...

Ybris, cuánto petroleo no se sacaría a veces de esos saltos...
Un beso