viernes, 21 de marzo de 2008

ESPEJISMO



Una noche te tomé en mis brazos,
toqué el silencio, la nada,
tu huida.
Bebí la irremediable fuga de tu boca
y se nublaban mis dedos
bajo un hueco de caricias.
Tú, piel diluida entre olas
que retroceden sin haber llegado.
Preludio de la partida
donde ya era añoranza
antes de que tu ausencia escapara
por el breve vacío
en el que fuimos.
Sólo tu sonrisa me permanece,
materia palpable,
estigma del ensueño
que amé en mis brazos
cuando te tomé una noche.

15 comentarios:

ybris dijo...

Da escalofríos -de placer- ese espejismo.
A pesar de la fuga -quizás sólo imaginada-

Besos.

The Wanderer dijo...

...Sólo tu sonrisa me permanece,
materia palpable...
Hay sonrisas que matan, otras por las que vale la pena morir...
Me gustan tus letras.

Rocío dijo...

Ybris, los espejismos dan escalofríos y vértigo. Quizás sea por lo efímero de su belleza.
Gracias por pasar.
Besos.

The wanderer y vivir...
No hay nada tan bonito como una sonrisa.
Agradezco tu visita.

sergisonic dijo...

las sonrisas queman, siempre.
sonrisas de pasión. sonrisas del recuerdo. marcas grabadas a fuego vivo.
besos.

Rocío dijo...

Sergisonic, gracias que sonríen a tus bonitas palabras.
Besos.

hanksiolitico dijo...

No es posible leer algo así sin cambiar, al menos, un poco. ¿Cómo consigues tocar tan adentro?

Ana (...) dijo...

Qué jodida esa esquivez de la que hablas. Igualmente duele que aquello que se palpa no traiga la nitidez esperada.
Te entendí, y entendí todo aquello que no es justo sentir a estas horas de la mañana, :-)

uno de tantos... dijo...

Cambié de casa, te espero allá!
Solo sigue el link en mi perfil :-)

Cuquita dijo...

Para sonrisa inolvidable,la tuya,en especial cuando jugamos a las toallitas del avión,o esas sonrisas contenidas cuando somos capaces de entendernos sin palabras.
El poema,una maravilla,como todos...
Un beso muy fuerte.

Rocío dijo...

Hank, porque hay gente sensible como tú que es capaz de emocionarse hasta con el piar de un pajarillo.
Un beso.

Ana, ninguna hora es buena para la ausencia, excepto en los sueños donde todo se permite y allí no hay esquivez que valga porque los dedos de la mente lo palpan todo.
Besos, linda.

Uno de tantos, pincho en tu nick y no sale el perfil. A ver si descubro quién eres. No te veo...
Gracias por venir.

Mi Cuquita, jajajaaa, no hay mejor carcajada que la de las toallitas. Con ésas se olvida el miedo a volar.
Gracias por esatar siempre ahí.
On enorme.

Rocío dijo...

Uno de tantos, ya sé quién eres, pero tu nueva casa no sale en el perfil. Dime cuál es.
Besos.

Euterpe dijo...

Sólo tu sonrisa me permanece,
materia palpable,
estigma del ensueño
que amé en mis brazos
cuando te tomé una noche.

que bonita es esta parte, he mirado un poquito tu blog y me encanta como escribes!

Besitos!:)

Rocío dijo...

Jajaja, Euterpe, ¡mi musa musical! ¿Qué haces por aquí? ¡Qué sorpresa me has dado!
Ahora me iré a tu territorio, a ver qué novedades encuentro.

Un beso, preciosa, y gracias.

Máximo Ballester dijo...

Ojalá permanezca siempre esa sonrisa, que imagino dadora de luz.
Muy bello poema.

Un abrazo.

Rocío dijo...

Otro para ti, Máximo.
Todo un honor tenerte aquí.
Gracias.