jueves, 1 de noviembre de 2007

HALLOWEEN

Has vestido el disfraz de fría muerte
con remaches de miedo y de condenas,
en la mano un puñal y las cadenas
para atar a tu ausencia mi alma inerte.

Has lanzado tres gatos a mi suerte
y los sapos me llueven a decenas,
ya conjuran las brujas sus faenas
en marmitas de cal y de aguafuerte.

Hoy mis sombras se visten de colores
en el trato de susto o caramelo;
mi antifaz es del tono de las flores

y unas alas me elevan por el cielo.
Bailaré en esta noche los horrores
con un chal de futuro y terciopelo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Preciosa despedida.
Y ¿que mejor noche para hacerlo que la de las brujas?
Claro que en los disfraces ocurre como en todos los repartos. El que parte y reparte se queda con la mejor parte. Para ti los colores y para él la negra muerte.

P.D:Aun así queda claro que sigues llevando antifaz.

José Mari dijo...

Ayayayayay..... Qué sugerente, y qué bien escrito

Rocío dijo...

Gracias, José Mari. Un beso grande.

Ana (...) dijo...

Qué buenooo.
Si esperas al "truco o trato" es porque lo ves todo con buenas perspectivas. Muy chulo, me gustó.

hanksiolitico dijo...

Mi primero de noviembre se jodió y las bendiciones parieron maldiciones.
El carnero crucificado es su testimonio.
Fue mi día de los muertos.

El tuyo arranca con amenazas y terrores que consigues sobrevolar.
Las alas son tu protección.
Halloween fue el tuyo.

¿Nos cruzamos en el camino?

Rocío dijo...

Ana,, a mí también me gusta verte por aquí. Gracias por tus ánimos.


Hank, el tiempo, el mejor sabio y matemático, opera con la lejanía multiplicándola y dividiéndola a su antojo. Suma, resta y añade hasta irracionales.
Es posible, entonces, que coincidiéramos.
Besos.